Observación de aves en Lima

Sé por mi experiencia que en Lima hay distintas aves. Hemos visto palomas y gorriones, que son consideradas comunes, y ocasionalmente de halcones, loros, colibríes, aves migratorias, y aves silvestres. Much@s son aves del tráfico legal o compras en tiendas que han sido soltadas porque ya no las han querido o han escapado. Seguir leyendo “Observación de aves en Lima”

Anuncios

Material para niñ@s

Hace unas semanas se creó el grupo de Madres y Padres Vegan en Lima, Perú. Se ha visto que hay vari@s de nosotr@s que tenemos hij@s. Sin importar que nuestr@s hij@s sean vegan@s o no ni su edad, podemos participar para compartir experiencias, preguntas e información útil. Me parece que tod@s nos podemos apoyar y estoy segura de que ser madre o padre vegan@ cuando los demás en tu familia no lo son no es fácil. De igual manera puede que seas madre/padre interesad@ en hacer el cambio y el objetivo es brindar apoyo.

Pensando en algunas de las necesidades que tenemos creo que es importante exponer a nuestr@s hij@s a material con contenido antiespecista, ya que siempre estamos siendo bombardeados por propaganda a favor de la explotación animal, disfrazada en un intento de normalizarla.

Por esa razón escribí una entrada acerca de libros y ahora me gustaría compartir material gratuito que he encontrado.

PETA: libro para colorear que está en inglés y me gustaría traducir.

National geographic : 48 páginas para colorear. Son dibujos de diferentes animales. No contiene texto. me parece una buena idea hablar con l@s niños y hablarles de similitudes que tenemos con otr@s animales no humanos.

Crayola: hojas para colorear y para hacer manualidades. Hay bastante para explotar con las manualidades: crear historias, investigar más, jugar, etc.

El Hogar ProVegan – dos dibujos con mensajes para colorear

http://blog.elhogarprovegan.org/2014/06/15/dibujo-animalista-para-colorear/

http://elhogarprovegan.org/ehpv/ninos-y-meditacion/

Blog de educación de El Hogar Provegan: noticias, cuentos y relatos, material didáctico, nutrición, recetas y experiencias

The Vegetarian Resource Group: recetas, guías de nutrición, activismo y organizaciones. Me he contactado con ell@s para poder conseguir el libro “Mi arcoiris vegetariano”. Les contaré cuándo llegue a mis manos.

Mi plato vegano a color (español) y para colorear (lo traduje e hice unos cambios en la parte de fuentes de calcio, ya que no hay muchas bebidas fortificadas que estén al alcance de tod@s, pero hay muchas fuentes vegetales accesibles)

Mi plato vegano (inglés) a color y  para colorear

Otros links de manualidades (sin contenido abolicionista)

Manualidades con cartulina

DLTK: Manualidades recortables, artes manuales, dibujos para colorear y otros materiales educativos imprimibles para el tema de animales.

 

Imagen destacada:

Pixabay CC0

 

 

Una niña vegana en el colegio: proyectos escolares

Nuestra hija siempre ha llevado una dieta basada en plantas y podemos decir que es vegana porque ella es consciente de por qué no consume productos de origen animal ni sus derivados, defiende la posición por la liberación animal y además está informada de alternativas.

En el colegio pues le han enseñando de forma especista pero siempre le hacemos saber lo que es justo con los animales. Por ejemplo desde el nido, sobre los alimentos que te brindan nutrientes y luego para la piramide nutricional usamos la pirámide nutricional vegana. Otro tema son los productos que te “dan” los animales.

Ahora que está por entrar a secuandaria vemos que hay formas más descaradas de desensiblilización.

Hace poco le ayudamos con un proyecto de anatomía. Le pidieron que lleve un corazón de pavo para que lo revisen en el laboratorio. Anteriormente le pidieron a ella y sus compañeros un pedazo de carne para observarlo.

Nos contó los niños no quisieron tocar ni mirar la carne. Les daba asco. Se quejaron del mal olor. Por esa razón les pidieron mascarillas para el día que llevaron el corazón.

La tutora les dijo que para el proyecto del corazón traigan el corazón congelado. A varios les da asco, otros llevan esos pedazos de cadaver sin problema. Además de nuestra hija hubo otra compañera que no quiso llevar el corazón. El día del proyecto falto por razones de salud.

Ella nos cuenta que le dijo a su profesora acerca de las alternativas como ver vídeos, imágenes en libros,  usar los modelos que hay en el laboratorio, pero la tutora ya tenía su clase planeada y le parecía que era mejor traer un ejemplo real. Ella piensa así por la educación que ha recibido, una educación que menosprecia la vida de los animales que son asesinados y/o explotados.

El colegio quiere mejorar su metodología pero está dejando de lado los derechos animales. Nos preocupa secundaria ya que habrán temas más avanzados en zoología o biología o como quieran llamarlo. Seguiremos buscando alternativas y negándonos a participar en este tipo de actividades. Ella sabe que no la pueden obligar a participar en ellas y sabe bien que si desobedece y recibe algún castigo, nosotros la apoyaremos.

Otro problema ha sido el proyectos con insectos. Ella no llevo ninguno. No fue solamente observarlos desgraciadamente. Ya que no estaban quietos la profesora pidió que los mataran para poder contar sus patas. M.A. respondió las preguntas de mala gana después de eso. También le había dicho nuevamente a la tutora sobre otras opciones pero sin resultado. Solamente una amiga suya no quiso matarlos y le dijo que los devolvería al jardín de su casa.

Les dejo fotos del paso a paso del proyecto. Usamos plastelina y un huevo de tecnopor. Para la próxima vez tenemos que organizar mejor nuestro tiempo y buscar otra alternativa al tecnopor. Tal vez cerámica al frío o papel maché.

Vamos a escribir al colegio porque tampoco estamos de acuerdo con que le digan que los animales no piensan ni razonan.  Está ya confirmado por científicos que los animales tiene conciencia. Tenemos a la mano la Declaración de Cambridge. Sabemos que la educación es especista, pero les haremos saber que existen otras formas de pensar y de vivir.

Seguir leyendo “Una niña vegana en el colegio: proyectos escolares”

Siendo vegana y profesora -II

Esta es la segunda entrada acerca de mi trabajo y cómo manejo situaciones referentes a la liberación animal. Recordando lo que escribí en la entrada anterior me di cuenta de que faltaba mencionar que hay varios estudiantes que me han comentado ser vegetarianos, algunos interesados en ser veganos y uno que era vegano. También recuerdo a una señora que estaba embarazada y me contó que fue vegana pero que durante su embarazo estaba consumiendo pescado porque su doctor le dijo que lo hiciera. Además su pareja no era vegana ni vegetariana. Eso fue hace varios años. Ahora puedo recomendar nutricionistas en Lima porque he encontrado algunos. También me he enterado de unos alumnos que decidieron ser veganos. Eso cierto tiempo después de que les enseñé, pero no sé si tuve algo que ver en su decisión. Puede que lo hayan considerado por otras cosas.
La relación con los/as colegas es diferente. La mayoría de veces son otros compañeros de trabajo quienes me hacen preguntas. A veces he comentado algo y al final la conversación no llega a nada. Mientras sigan pensando que se trata de una opción personal las opiniones de una son ignoradas.  Es obvio que no se puede forzar, pero esa expresión ayuda al conformismo y a pensar que contribuir a la explotación y muerte no afecta a nadie. Nadie dice: Es opción personal ser racista. El problema surge porque los demás son mayoría y se cree que uno se tiene que adaptar al resto.
En las celebraciones y entrenamientos procuro llevar mi propia comida o comprar algo en algún quiosco. He tenido suerte de poder hacer grupo con personas que han aceptado traer algo libre de crueldad. También te pueden pedir dinero para comprar algo para todos y hay que aclarar que consigan opciones justas con los animales. Ha pasado que compran algo y no hay nada apto, por eso una vez decidí ni tomar el jugo. De esa manera para la próxima les dije, de manera amable, que no iba a dar dinero la próxima vez.

Cuando llevas comida te dicen lo rico que está pero en las celebraciones no piensan en optar por opciones sin productos de origen animal o lo único que se les ocurre es que como fruta.  Por un lado eso pasa porque no están pensando en los animales y por otro porque si se trata de buscar opciones creen que es difícil, caro o complicado, pero les muestro opciones y les cuento que antes de trabajar como profesora hasta ganaba mucho menos y podía arreglármelas. La verdad que viendo como comen muchas personas, parece que no conocen nada más allá del arroz con un pedazo de animal muerto y ensalada. Hay que seguir trabajando para cambiar esas ideas.

Este viernes vez fue la celebración adelantada por el día de la madre. Había estado pensando mucho en las madres animales y pensaba no aparecerme.  Llegué tarde a salón de profesores a propósito y me senté. Cantaron una canción sobre las madres, pero yo no podía hacerlo, y en realidad no quería porque tenía un nudo en la garganta y el pecho, recordando a las madres no-humanas. Por un momento, pensé que iba a llorar. Agradecí el regalo. Es una tarjeta, collar y una caja de chocolates. Son chocolates la Ibérica, unos con leche y otros sin leche. Aún estoy viendo que hacer con los chocolates no aptos. Se los daría a perros o gatos, pero les hace daño. Una compañera de dió cuenta de mi ánimo, porque se acercó a preguntarme si estaba bien.

Entre otras cosas pues al menos hay personas que me comentan que evitan ciertos productos experimentados en animales. Después de ver mis almuerzos de Suyi Bubble un par de personas han mostrado interés en ir a comer ahí.  A veces me piden que les compre min paos. También hay alumnos que se interesan por restaurantes o conocen a alguien vegan y me pasan las preguntas o dudas de esas personas.

Trato de ser amable con quienes trabajo, pero en ocasiones algunos comentarios son difíciles de aguantar. Es algo que nos pasa a todos los que vemos la explotación animal como lo que realmente es. Por eso les hago comparaciones para que entiendan por qué no me causa gracia. Si se tratase de un niño o una niña explotada, o de un animal considerado mascota, inmediatamente se sentirían mal. Desafortunadamente el círculo de consideración se nos presenta limitado.

Algo más del trabajo es que recibo cupones canjeables por el día del trabajo, del niño y por navidad. Muchos de  ellos incluyen cosas de origen animal. El de Navidad es para un pavo. Antes podíamos canjearlos por productos en algún supermercado ahora solo es para San Fernando. Un par de veces regalé el pavo a personas de escasos recursos y el panetón siempre se lo doy a niños o madres en la calle. La última vez no canjee el pavo, pero recibí la sugerencia de llevarlo a un albergue de animales y lo estoy considerando para este año.
Esto es un poco de lo que hago y cómo lidio con estas situaciones. Espero que les ayude de alguna manera.
Imagen destacadas creada con https://www.canva.com/

Siendo vegana y profesora – I

Soy profesora de inglés y enseñando tengo muchas oportunidades para hablar sobre el tema de liberación animal. No puedo simplemente empezar el tema, pero hay tantos que se conectan con él. Por ejemplo,  los temas de comida, restaurantes, medio ambiente, animales salvajes y domésticos, entretenimiento, etc. Cada uno es una oportunidad para la reflexión.

En mi trabajo han prohibido la difusión de ideologías, aunque el veganismo es un accionar ético, pero aún no es visto así por todos. No voy a entregar volantes pero puedo mostrar información que les haga preguntarse qué es lo que sucede y qué se puede hacer. Nunca les he mostrado el video de un matadero porque hay personas sensibles y también se pueden quejar. Pero hay muchos videos informativos, directos y relevantes.
Para las clases de adultos puedo mostrar videos que conecten el cuidado del medio ambiente con el consumo de animales (no solo la carne proveniente de las vacas) y les enseño estudios al respecto. Hay un reporte de las Naciones Unidas que respalda esta información. Es importante recalcar la posibilidad de vivir con una dieta basada en plantas y recordarles la injusticia en lo que consumen.
Otro ejemplo es el tema de comida y restaurantes. Cuando hablan sobre sus ejemplos les explico que en otras partes del mundo matan otros animales y les menciono aquellos que por la cultura del Perú no son comunes. Entonces muchos se ponen a pensar en el tema por primera vez. Otras personas al no encontrar salida, llegan a la conclusión que entonces comerían cualquier animal, aunque preguntándoles más a fondo suelen tener excepciones basadas en apariencia, religión o gustos personales. Suelo encontrar alumnos que saben algo del veganismo y hay varios que dicen que es posible viven así, que saben de profesionales que lo avalan o que al menos conocen a alguien vegan, pero ellos/as no toman la decisión de dar el paso (aún).

En algunas ocasiones les he contado que no consumo productos de origen animal porque me preguntan si me gusta algún producto o si conozco algún plato o restaurante. Eso da pie a alguna explicación. Por otro lado, dependiendo de la lección se puede explorar la alimentación y les he invitado alimentos que suelen llevar productos de origen animal, pero en versión vegana. También les enseño fotos de mis comidas y les cuento de restaurantes, pastelerías, caterings, etc. Hay personas que me piden información de dónde encontrar recetas o restaurantes y en ocasiones quieren recetas veganas para bajar de peso, pero les digo que no se trata de salud nada más.

En el caso de niños y adolescentes el tema de animales es recurrente. Aprovecho para mostrarles imágenes o vídeos de animales bebés, en especial los que son asesinados para ser consumidos. En general, se sienten atraídos hacia los animales. En cambio, hay adultos que al verlos inmediatamente piensan en comérselos. Les enseño imágenes y vídeos de santuarios y les cuento que en estos lugares los animales pueden vivir sin ser maltratados y que no serán matados para ser comidos.
Suelen haber lecciones que apoyan los zoologicos. Los videos son de mucha ayuda y pasamos a reflexionar sobre otras forma de aprender acerca de los animales. Hay niños/as que han podido ir a lugares dónde pueden ver animales en libertad y esas son experiencias realmente enriquecedoras. En realidad, saben más de su forms de vida por medio de paseos a estos lugares y/o de documentales y videos. Yo aprendí mucho gracias a enciclopedias y revista. Desafortunadamente hoy en día no tantos/as acceden a ellos pero usan en Internet.
He dictado unos talleres de teatro para niños/as y el tema justamente era animales y habilidades. En un taller les propuse temas y ellos/as escogieron la cacería. Lo que puedo ver es había un grupo significativo de niños y niñas que querían ser los cazadores por la emoción el actuar fingiendo matar, golpear, disparar. Al final, si se preocuparon por dar un mensaje positivo. También se llevaron los posters que imprimí. Ellos y ellas me los pidieron.
veganaenlimablog-1493081255040
En otro taller más simple crearon una historia de animales que se ayudaban entre sí. Pudimos conversar acerca de los sentimientos de los animales y de su derecho a ser libres.
Otra situación es tener que escuchar los “chistes” que tratan de explotación animal. Tengo que guardar compostura y no enfadarme. Tampoco es bueno sonreír creo que es mejor mostrar seriedad serio para que vean que es un tema de suma importancia y decirles por qué no es gracioso.
Hasta si hablan de personas famosas les comento que algunas de esas se han dado o dieron cuenta de el respeto que hay que tener a los animales y por eso son o eran vegetarianos/as o veganos/as.
Toda esta primera parte ha tratado principalmente acerca de mí y los/as alumnos/as. En la segunda parte compartiré experiencias acerca de mi relación con compañeros/as y otras cosas que pasan.
Lugares para ver animales en libertad:
Esta lista es de los lugares en Lima y cercanos. El Perú tiene muchísimos lugares más para visitar.
Por ejemplo,  hace un mes fuimos a Barranco y caminando tarde por la playa vimos pelícanos. Supongo que depende de la época de año el poder verlos.  Es verdad que no hay tantos animales, como en un zoológico, pero verlos en libertad es lo que hace que las experiencias sean únicas. Hay que acostumbrarnos a ver a los animales dónde pertenecen.
Pantanos de Villa (Chorrillos)
Lomas de Lúcumo  (Pachacámac)
Pucusana:
Fui a la playa de Naplo hace unos años y en el paseo en bote pudimos ver muchas grandes medusas y en las rocas vimos leones marinos. Desgraciadamente, esta playa es considerada no saludable.
En este caso se pueden ver distintos animales pero nadar con leones marinos es algo que los perturba. Hay diferentes tours y puedes realizar otras actividades.
Observación de delfines (desde Pucusana)
Lomas de Lachay  (Huacho, Huaura)
Albúferas de Medio Mundo (Huacho, Huaura)
Imagen destacada: Skool of Vegan – Español